Proteínas vegetales

La importancia de las proteínas vegetales, viene dada al entender que las proteínas son el principal componente de las células y las responsables de construir y reparar los tejidos del cuerpo.

En una dieta omnívora, la manera habitual de obtenerlas es a través (aunque no exclusivamente) del huevo, la carne y el pescado.

Estos alimentos tienen unas proteínas muy completas ya que contienen los 20 aminoácidos que nuestro cuerpo necesita. De éstos 20,8 son los llamados esenciales y nuestro cuerpo no los fabrica de manera endógena, por lo que es preciso ingerirlos en nuestra dieta.

Las proteínas también están presentes en otros productos como las legumbres, los cereales y los frutos secos, si bien presentan un déficit de aminoácidos esenciales que hace que no sean tan completos.

Actualmente, con el auge de distintos tipos de dietas y el intercambio cultural con otros países, han surgido alimentos ricos en proteínas que antes nos eran desconocidos, y que pueden complementar, o incluso sustituir, a los habituales de la carne y el pescado.

Vamos a ver algunos de ellos y que nos aportan:

Tofu: Proviene de la soja. Se asemeja al queso y es una buena fuente de proteínas ya que contiene los 8 aminoácidos esenciales. Su origen es oriental y es la base de su cocina, por lo que aparece en multitud de recetas.

Seitán : Proviene del gluten de trigo. Su textura y sabor le asemejan a la carne por eso se la conoce como “carne vegetal”. Aporta gran cantidad de proteínas de calidad y pocas grasas e hidratos de carbono. Ejemplos de recetas.

Heura: Proviene de la soja y está elaborado con unas técnicas innovadoras que logran que este alimento tenga una textura, aspecto y sabor similar al pollo. Aporta una buena cantidad de proteínas, así como hidratos y grasas. Ejemplos

Soja texturizada: Cómo indica su nombre, proviene de la grasa y la piel de la soja. También es una buena fuente de proteínas.  Se presenta en diversos formatos y es usada en cocina para sopas, hamburguesas, albóndigas o para hacer la pasta a la boloñesa.

Legumbreta: Es una mezcla de harina de soja y harina de judías y un buen aporte proteínico. Su textura y presentación es parecida a la soja texturizada, con aplicación culinaria similar.

Levadura nutricional: Es una levadura inactiva que proviene de las melazas del azúcar y la remolacha. Se presenta en forma de copos y su sabor es parecido al queso, por eso en las dietes veganas es muy usado como sustitutivo de éste.

Tempeh: Otro producto derivado de la soja, concretamente de su fermentación. Se presenta en forma de pastel en muchas recetas.

De momento esta propuesta es bastante amplia, y con seguridad irán surgiendo muchos más. Si quieres conocer más sobre como complementar una dieta dieta equilibrada y saludable basada en vegetales, te recomendamos este post.

 

 

 

Compártelo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los comentarios están cerrados.