Como Pelar (escaldar) tomates

Escaldar tomates es una cosa sencilla para lo que sólo no hará falta un poco de agua. Puede parecer innecesario tener que pelarlos, pero es preciso cuando queramos preparar salsas o comerlos sin que moleste la piel.

Incluso para ensaladas es más fácil y cómodo comerlos así.

Para explicar el tipo de escaldado vamos a utilizar dos tipos de tomate: Grandes de rama y Cherry

Se puede quitar el pedúnculo (o no si lo queremos usar para adornar) y en la parte de atrás se hacen unas incisiones en forma de cruz para poder pelarlos mejor.

Se meten los tomates cherry en agua hirviendo durante 10 segundos. Para los tomates grandes será preciso 40 segundos. En el caso de los tomates Cherry los sumergimos con ayuda de un escurridor para poder retirarlos todos a la vez. Los grandes se retiran con más facilidad.

Una vez escaldados se sumergen en hielo para cortar la cocción (de lo contrario se cocerán, y no es nuestra intención, solo queremos quitarles la piel).

Los tomates escaldados se usan para elaborar salsas, ensaladas, tartares, etc y sobre todo para mi desayuno favorito: Pan con tomate. Con meterlos en la Túrmix se  quedan estupendos y yo agradezco inmensamente los bares donde se toman la molestia de servirlos sin piel.

Y aquí tenéis una interesante receta con los tomates escaldados:

Bombones de tomate macerados en mojito y en licor de café

 

Compártelo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los comentarios están cerrados.