Pelador de tomates – ¡Gran invento!

Pelador de tomates

Puede parecer algo simple e incluso innecesario, pero el pelador de tomates es un utensilio de cocina tan sencillo y útil que no debería faltar en ninguna cocina.

No me canso de repetir en cada post que es preciso comer la verdura y la fruta de temporada para que tenga todo su sabor y sus nutrientes. Pero lo cierto es que nadie se imagina una buena ensalada sin tomates.

Para tomarlos con pleno sabor, debemos esperar como mínimo hasta julio, pero todos los compramos recién traídos de algún invernadero o de miles de kilómetros donde el clima es más cálido. En cualquier caso no suelen estar en su punto máximo de maduración, y en general la piel es tan dura que a veces parece que están forrados de plástico.

Cuando preparamos una ensalada, tiramos del pelador de zanahorias para dejarlas bien limpitas, pelamos huevo, aguacate, y todo aquello que pensemos echar. Pero generalmente no pelamos el tomate, porque sabemos que es una tarea difícil en la que nos llevaremos la mitad de la carne.

Ya en una de las técnicas os conté como escaldar los tomates para poder pelarlos bien. Pero a no ser que queráis cocinarlos, si lo que queréis es comerlos en crudo o en ensalada, no os compliquéis más. Usad el pelador.

El mío lo he comprado en el Mercado de Antón Martín, en una tienda pequeña especializa en cuchillos, antiguas, de las que a mi me encantan y que no tienen ni para pagar con tarjeta.

De todas formas, la marca es Victorinox, de origen Suizo pero de distribución española. Una joya

 

Compártelo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No se admiten más comentarios