Ensalada de crudités con vinagreta de trigueros

Ensalada de cruditésHoy me he decantado por una receta sencilla y muy saludable. Una ensalada de crudités

He leído en la prensa que en los supermercados se ha agotado la harina y la levadura, así que imagino que en las cocinas españolas la repostería está triunfando. Yo también he colaborado  con ese subidón de azúcar con la receta de torrijas, que no podía faltar en los menús de Semana Santa.

Pero una vez acabadas las fiestas, voy a recomendaros un plato más ligero y sano, y además cuenta con otra ventaja: no lleva apenas tiempo de preparación (podéis dejarlo listo en media hora), por lo que lo mismo os vale para la comida como para el picoteo cuando estéis viendo vuestra película o serie favorita.

Tradicionalmente los crudités se cortan en bastones y se sirven sobre hielo picado acompañados con salsas o humus para mojar. Sin embargo, en esta ocasión vamos a variar su presentación y el acompañamiento, lo que va convertir el plato en una opción mucho más saludable.

La ventaja de los crudités, es que se trata de verdura cruda, y al no sufrir cocción alguna, mantenemos intactos todos sus minerales y vitaminas. Una opción muy nutritiva.

Por otro lado, para el acompañamiento, vamos a hacer una salsa vinagreta, con espárragos crudos y aceite de oliva, que le va a añadir a los nutrientes anteriores una buena dosis de grasas saludables.

Plato ideal para salir de esta cuarentena luciendo figura.

Ingredientes:

  • 200 gr remolacha
  • 200 gr zanahoria
  • 100 gr apio
  • 100 gr trigueros
  • ½ cebolla
  • 1 c/c mostaza
  • Sal
  • 10 ml Vinagre de jerez
  • 100 ml Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Para la vinagreta:
Pica muy fino la cebolla y déjala en un bol. Corta en rodajas muy finas los espárragos y añádelos a  la cebolla. Agrega mostaza, sal, aceite de oliva y vinagre. Remueve bien todo y déjala reposar, por lo menos  una hora, para que todos los ingredientes amalgamen  y suelten su sabor.

Pela la zanahoria y divídela en trozos de aproximadamente 5 cm. A continuación la cortas en lonchas longitudinales y después las cortas en bastones.

Repite ese mismo procedimiento con la remolacha.

El apio lávalo, y córtalo también en bastones de 5 cm.

Puedes ver como hacer este tipo de corte y otros varios en este post

Para terminar, mezcla toda la verdura y añade la vinagreta justo antes de comer, porque si la echas mucho antes, se reblandecerá la verdura y perderá el punto de crujiente.

Otras opciones de picoteo saludable

¡Qué aproveche!

Ensalada de crudites

 

 

Compártelo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

No se admiten más comentarios