Aprovechamiento III – Hierbabuena

Este post ha sido improvisado porque compré en un mercadillo un ramo de hierbabuena y sólo he usado 5 o 6 hojas. El resto se está echando a perder así que se me han ocurrido varias cosas que hacer con él para aprovechar.

El té moruno lleva buena cantidad de hierbabuena, así que en cualquiera de nuestras infusiones también se puede echar unas hojitas que le darán frescor

Podemos hacer una infusión sólo de hierbabuena de la siguiente manera: Cocemos agua, algo más de una taza y cuando rompa a hervir le añadimos 9 o 10 hojas de menta, lo dejamos hervir durante 2 minutos, lo apagamos y tapamos por espacio de 3 minutos y luego ya nos lo podemos beber al gusto con azúcar, sacarina, estevia, etc. A esta infusión la podemos añadir anís estrellado, canela, hinojo, cáscara de limón o de naranja etc.

Esta misma infusión la podemos dejar enfriar en la nevera, y de la misma manera podemos tomar el agua con un toque de menta que es muy refrescante para el verano.

También se puede usar para preparar aceite de menta y aliñar ensaladas. Se da un hervor a las hojas de hierbabuena y se meten en hielo, se escurren y se meten en aceite de oliva virgen extra a macerar por espacio de dos a tres semanas y el aceite tendrá aroma de menta.

Se puede usar para preparar un almíbar. Se trituran las hojas de hierbabuena y se usan como fondo para un postre o echar un poco a un yogur o a la macedonia.

Por último, se puede congelar el manojo entero tapado con papel transparente sin lavar para que no cristalicen sus hojas.

Compártelo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Un comentario:

  1. Ademas de oler bien, tiene muchas mas propiedades

No se admiten más comentarios